Siempre tan servicial, tú te lo buscaste.
Te avisé.
La rutina nunca fue tu fuerte.